es la mejor caricatura que jamás haya visto, tengo ya 31 años y la sigo viendo en la sala de mi casa con mis hijos. Nunca pasará de moda.

Responder